Parte II Respuesta al estrés: alostasis y carga alostática

Este post, es la continuación de la parte I en el que se aborda la evolución del concepto estrés y la alostasis.

En este post, se dará continuación a esta primera parte comenzando en la carga alostática.

  • Carga alostática (inicio enfermedad)

Alostasis.jpg

Es el desgaste o agotamiento de los sistemas alostásicos, se produce como resultado de la hiperactividad crónica de los sistemas alostáticos

¿Cuando se alcanza la carga alostática?

  • Cuando la alostasis es ineficaz o  no existe periodo de recuperación , o el agente que la motiva se prolonga en el tiempo, no se alcanza la adaptación y se da la respuesta de carga alostásica. En el siguiente artículo, se analiza como puede incrementarse de diferentes maneras la carga alostática.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3181832/

¿Cómo responde nuestro cuerpo a esta carga alostática?

  •  Respuesta neurotóxica. Los neurotransmisores locales y las hormonas sistémicas interactúan para producir cambios funcionales y estructurales, es decir, disminuyendo la neuroplasticidad al inicio de forma reversible y después permamentemente. La estructura más vulnerable es el hipocampo, atrofia hipocampo. ¿Qué implica esta atrofia?La región de la formación hipocampal es una de las primeras zonas afectadas en demencias como el Alzheimer (memoria declarativa, aprendizaje).
  • Alteraciones orgánicas y psíquicas. La respuesta al estrés crónico no contrarregulada o frenada produce carga alostática e impacta en diferentes sistemas, probablemente en aquellos en los que tenemos mayor
    vulnerabilidad.
    Son frecuentes: hipertensión arterial, problemas cardiovasculares, inmunosupresión, patologías gastrointestinales, inhibición del sistema reproductor, envejecimiento prematuro, trastornos de ansiedad, depresión..etc.

Es importante saber que a lo largo de nuestra vida acumulamos carga alostática, pero que ciertos factores individuales condicionan que esta sea mayor. 

  • Sexo:
    • En lo que concierne al estrés agudo, la respuesta al estresor es diferente según el sexo. Las mujeres (activan el  sistema límbico), hombres (activan el córtex prefrontal).
    • La respuesta al estrés psicosocial: la reacción hipotalámica es más importante en hombres.
    • La  influencia de la hormona gonadal, proporciona diferencias sexuales en las vulnerabilidades a las enfermedades relacionadas con el estrés.
  • Rasgos de personalidad. Los estudios de investigaciñon se han centrado en averiguar si existe relación directa entre rasgos psicológicos en humanos o rasgos conductuales en animales y la respuesta fisiológica al estrés. Con la intención de asociar patologías psicosomáticas a la activación de los ejes  HHA y SMA.  Y la conclusión a estas investigaciones, determina, que  parece difícil  definir fenotipos vulnerables a patologías asociadas al estrés.  Las diferencias individuales pueden tener un origen relacionado con factores genéticos y ambientales en diferentes etapas de la vida.
    http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0149763406000728?via%3Dihub
  • Hábitos de vida:
    • Malos hábitos: dieta pobre, el consumo de alcohol, tabaco y el sueño insuficiente interfiere el ritmo circadiano normal del hipotálamo. Aumentan la carga alostática. 
    • Buenos hábitos: dieta equilibrada y saludable y ejercicio físico regular. Disminuye la carga alostática.
  • Eventos importantes de la vida , antecedentes, traumas, abusos. 
  • Grado de control que podemos ejercer para modificar su impacto, el impacto de la situación depende también de la estrategia de afrontamiento. El estrés controlado puede aumentar nuestra capacidad futura de tolerar situaciones adversas. Si queréis profundizar clicar en el siguiente enlace:

artículo del grado de control 

  •  Vulnerabilidad o susceptibilidad al estrés frente al de la resistencia(factores genéticos, modificaciones epigenéticas, factores ambientales,cambios causados por el estrés en los sistemas). Las últimas investigaciones, han determinado, que es más influyente en la respuesta del individuo, su capacidad de control del estrés y recuperación (resilencia) que la magnitud de la respuesta.

Todo ello permite la evaluación cognitiva frente a una amenaza y dará una respuesta fisiológica que llevará a la alostasis o a aumentar la carga alostática. 

En la actualidad, vivimos en una sociedad que nos exige ” ser los mejores en la esfera social, personal y profesional” , llevándonos en muchas ocasiones a estados de estrés mantenido causando patologías orgánicas y psíquicas asociadas. ¿ Cómo podríamos cambiar o minimizar esta tendencia? Con una actitud proactiva y responsable desde el rol que nos corresponda, con el objetivo principal de reducir los efectos negativos en la salud. ¿la sociedad actual, está teniendo esta actitud ?, ¿los profesionales sanitarios, desde nuestro rol profesional, abordamos el estrés de forma holística y compleja?.

Según un estudio de investigación, se podrían realizar los siguientes cambios para prevenir o reducir los efectos negativos del estrés:

  • A nivel individual:
    • Mejorar la cantidad y calidad del sueño.
    • Tener una alimentación sana y equilibrada.
    • Tener un buen apoyo social y afectivo.
    • Tener una actitud positiva frente a la vida.
    • Tener una actividad física regular.
    • Hacer actividades relajantes (yoga, meditación..etc).
    • Resolver problemas que causan estrés.
    • Solicitar ayuda de profesionales sanitarios cuando no tengamos estrategias para afrontar una situación estresante mantenida en el tiempo.
  • A nivel empresarial:
    • Fomentar prácticas saludables para sus empleados.
  • A nivel político- social:
    • Fomentar el desarrollo de prácticas beneficiosas para el estilo de vida individual (educación básica, vivienda, salario mínimo, contaminación ambiental, alimentación accesible de calidad).
    • Crear interacciones sociales solidarias y positivas.

Todo lo aportado anteriormente, nos sirve como argumento para modificar el actual enfoque del estrés reduccionista (” estrés biológico : amenaza -respuesta) por un enfoque holístico y complejo.

  • La naturaleza nos ha brindado un sistema de defensa frente a la agresión, siendo eficaz ante el estrés agudo ( de corta duración) , sin embargo esos mismos mecanismos que nos protegen ceden y terminan enfermándonos si el estrés se prolonga ( estrés crónico).La respuesta al estrés crónico no contrarregulada o frenada produce carga alostática e impacta en diferentes sistemas, probablemente en aquellos en los que tenemos mayor vulnerabilidad.  Es este el motivo que nos lleva a ampliar la visión del estrés de la biología a  otras ciencias como son la sociología, psicología, salud mental. 
  • El estrés controlado puede ayudarnos a tolerar situaciones similares, adversas en el futuro. Sin embargo, en exceso, puede abrumar a los sistemas compensatorios y llevarnos  a sufrir ciertas patologías como estrés postraumático (PTSD). 
  • Las características del estímulo estresante son: naturaleza, intensidad, duración e imprevisibilidad en su aparición entre otros. Los agentes psíquicos y sociales, son estresores en la actualidad. 
  • La situación estresante que se presente, puede ser similar a experiencias previa( formación hipocampal , memoria explícita) o nueva (el sistema límbico, compara la nueva situación y los recuerdos o experiencias previas).
  • La evaluación cognitiva de la situación estará condicionada en cada individuo por factores genéticos, experiencias y conductas aprendidas, dando como resultado la interindividualidad de la respuesta. 
    • El cerebro traduce esa evaluación con activación de los sistemas alostáticos y de diferentes mediadores biológicos, los que ejecutarán una respuesta neuroinmunoendocrina. Los mediadores biológicos son los glucocorticoides, las catecolaminas, los aminoácidos excitatorios, las citoquinas, el GABA, el sulfato de dehidroepiandrosterona (DHEA-S). Estas respuestas son fisiológicas y preparan al organismo para permitir la alostasis a los efectos de conducirnos a la adaptación frente a situaciones de estrés.
  • Vivimos en una sociedad en constante cambio, con tales exigencias de adaptación a nuevas situaciones internas y externas, que si los individuos no logramos esa adaptación nos enfermamos.
  • Para entender la respuesta al estrés es necesario conocer el término resilencia.
    • La resilencia, se define como la elasticidad mental frente a la adversidad.
      • La primera respuesta a la adversidad es universal y adaptada al  contexto. Por lo tanto, la clínica de hipervigilancia que se da en el PTSD podría ser ventajosa mientras exista el estímulo estresante que la causa.
      • Un descubrimiento clave en el estudio de la resilencia es el papel del neuropéptido NPY, una proteína pequeña pero abundante que contrarrestan los efectos del sistema nervioso simpático y del eje hipotalámico-pituitario-adrenal.
        • Investigaciones realizadas a humanos, concluyeron que los niveles altos de NPY se correlacionaron positivamente con el  buen desempeño conductual  y contrariamente niveles bajos con síntomas similares al PTSD.
        • Las actuales investigaciones, están analizando en profundidad la resilencia en modelos animales, con el objetivo de identificar aquellas diferencias biológicas sutiles que pueden predisponer a las personas a tener distintas respuestas al estrés. Así mismo, podrían ser de gran utilidad en la prevención y el tratamiento de enfermedades psiquiátricas.

En los siguientes enlaces, se puede profundizar en la resilencia:

http://www.biologicalpsychiatryjournal.com/article/S0006-3223(17)32096-6/pdf

http://assets.cambridge.org/97805218/98393/frontmatter/9780521898393_frontmatter.pdf

http://europepmc.org/abstract/MED/26441327

En resumen: 

  • Tanto la ausencia de respuesta al estímulo estresante, como una respuesta ineficaz por los sistemas alostáticos, aumentan los efectos negativos sobre nuestra salud.
  • La respuesta ineficaz de los sistemas alostasicos provocará un desajuste en cascada inter-sistemas, siendo la causa de las diferentes patologías asociadas.
  • La sociedad en general, debería tener una actitud responsable y proactiva frente al estrés.

Estela Diges Montoya. Fisioterapeuta especializada en Neurología e Inducción Miofascial.

#estrés#alostasis#carga alostática#sistemas alostasicos#estrés agudo#estrés crónico#resilencia#neuropéptido NPY#eje hipotalámico-pituitario-adrenal#sistema nervioso autónomo#estresor#Hans Selye#homostasis #amenaza#distrés#eustrés#enfermedad cardiovascular#trastornos metabólicos#sistema inmunitario#cáncer#adaptación#cortisol#enfermedades psíquicas#trastorno de estrés postraumático# catecolaminas#serotonina#adrenalina#noradrenalina#glucocorticoides#manocitos#linfocitos#síndrome de adaptación general#células NK#aminoacidos excitatorios#citoquinas#GABA#sulfato de dehidroepiandrosterona#ansiolíticos#tranquilizantes#barbitúricos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s